sábado, 2 de julio de 2016

Otra carretera inundada: la C-413 y el Zújar. (I)

Colaboración de Jacobo Hernández Torrado.

Hace unos meses hacíamos una publicación en este blog relativa a la antigua carretera BA-400, de Cabeza del Buey a Puebla de Alcocer; un caso bastante interesante de analizar, pues como se comentaba, sufrió dos cambios importantes de trazado motivados por la construcción de dos embalses en fechas distintas, siendo primero el del Zújar y posteriormente el de La Serena.

En la misma línea de ese caso, tenemos otro ejemplo similar, el de la antigua C-413 (actualmente, EX-103), que atraviesa el río Zújar aguas abajo de la citada BA-400 (actual EX-322).

En la presente entrada, primera de una serie de tres, vamos a repasar la historia de la carretera de manera somera desde su origen hasta que se constituye como carretera comarcal C-413 en 1940, centrándonos principalmente en el tramo comprendido entre las localidades de Castuera y Puebla de Alcocer, debido a los cambios de trazado que experimentará.

Tramo antigua C-413, hoy EX-103, entre Castuera y Puebla de Alcocer.
Para conocer los orígenes de la carretera tenemos que remontarnos hasta en año 1864, en el que se aprueba el segundo Plan General de Carreteras, una extensión del plan anterior, el de 1860.

En la relación de carreteras de tercer orden aprobadas en la provincia de Badajoz, encontramos la carretera de "Castuera a Navalpino por Puebla de Alcocer y Herrera del Duque", precursora, junto con la de "Venta del Culebrín a Castuera por Llerena", de la que sería muchos años después la C-413.

Relación de carreteras aprobadas para la provincia de Badajoz en el Plan General de 1864
La carretera de tercer orden de Castuera a Navalpino, tal y como se planteaba, se desarrollaba a lo largo de 140 kilómetros aproximadamente, buena parte de ellos por la provincia de Badajoz pues sólo 15 de ellos pertenecían a la de Ciudad Real.

Ésta tenía comienzo en la localidad de Castuera y se dirigía hacia Puebla de Alcocer, atravesando el río Zújar, y superada ésta se encaminaba hacía Herrera del Duque, pasando cerca de Talarrubias. En Herrera del Duque, la carretera continuaba hacia el este para internarse en la provincia de Ciudad Real, atravesando el río Guadiana en una zona cercana a Villarta de los Montes, para concluir en Navalpino.

En el siguiente mapa del año 1867 sobre las carreteras de la provincia de Badajoz, aportado por la Diputación Provincial, nos da idea del desarrollo completo de la carretera.


Como veremos más adelante, aunque buena parte de la carretera fue concluida tiempo después, un tramo bastante importante de ella, el de Herrera del Duque a Navalpino, nunca fue concluido, ni tan siquiera se inició su construcción pese a su estudio e inclusión en los sucesivos planes de carreteras.

Tras el aprobado plan de 1864, poco se supo de la citada carretera y nada parece avanzar en los años posteriores.

Hasta 1877, año en el que se aprueba el siguiente Plan General de Carreteras y que de nuevo vuelve aparecer citada la carretera, en el que se cita explícitamente el origen de la carretera, el ferrocarril de Ciudad Real a Badajoz.

Plan General de Carreteras de 1877 en la provincia de Badajoz.
Ya en la década de 1880 empezaría su largo y discontinuo avance de su construcción.

En el año 1882 se aprueba el proyecto de la carretera en el tramo comprendido entre Castuera y Herrera del Duque, de unos 90 kilómetros de longitud y con un presupuesto estimado de 2.442.416 pesetas de la época, que probablemente variase, pues su construcción se prolongó durante décadas.

En la Carta de España, incluida en la "Memoria sobre el Estado de las Carreteras de 1883", el tramo aparecía  con el proyecto aprobado, pero sin empezar las obras.


En dicho proyecto también se incluye la construcción de varios puentes, todos ellos eran de fábrica (de "piedra", como se dice popularmente): 

  • Uno sobre el arroyo Almorchón, que consta de tres arcos carpaneles de 10 metros de luz en el tramo que coincide con el cauce principal y, adosados a éstos, 9 arcos de medio punto de 4 metros de luz, la mayoría dispuestos en la parte de la margen derecha. Su construcción no tuvo lugar hasta las siguientes décadas, probablemente quedaría concluido en la primera década del siglo XX. En la siguiente ortofotografía del Vuelo Americano serie B (1956-1957) podemos apreciar su aspecto final, así como su trazado perpendicular frente al cauce que cruza, típico de las obras de drenaje y paso de cauces de las carreteras de trazado antiguo.


  • Otro sobre el río Zújar. Se trata de la obra más importante que había que abordar. Primeramente se proyectó un puente de 16 arcos de medio punto de 12 metros de luz, aligerados con muros de acompañamiento con arcos de 4 metros de diámetro. En este caso, el puente proyectado no se llegó a realizar.
  • Finalmente, se proyecta otro puente de menores dimensiones respecto a los dos anteriores, sobre el arroyo de Mejorada, cerca de la localidad de Castuera. Este puente consta de 5 arcos de medio punto de 7,5 metros de luz. Fue construido en la década de 1890 y actualmente sigue soportando el tráfico de la actual EX-103.
Puente original sobre el arroyo de Mejorada con la ampliación de los años noventa.
La construcción de la carretera iría avanzando a un ritmo lento durante la última década del siglo XIX, y a principios del nuevo siglo, en 1901, solamente se encontraba concluido el tramo comprendido entre Castuera a la divisoria del arroyo de Mejorada y Arrocampo, de unos 12 kilómetros de longitud.

En construcción estaba el resto de la carretera salvo el tramo comprendido entre el río Zújar, incluido el puente que aún continuaba en estudio, hasta cerro de los Jabalíes, cerca del Puerto de los Carneros, en el entronque de la actual N-430 y N-502 hacia Herrera del Duque, cuyo proyecto se encontraba aprobado desde 1883 y que estaba pendiente de construcción.

Desde el cerro de los Jabalíes hasta Herrera del Duque ya se encontraba terminada, unos 11 kilómetros, y el tramo de Herrera del Duque a Navalpino todavía sin estudiar, continuaba esperando.

Trazado original de la carretera de Castuera a Navalpino en las inmediaciones del cerro de Los Jabalíes, actualmente usada como vía de servicio de la N-430.
Pasaron los años y los avances en la construcción de la carretera no eran grandes, aunque como veremos, cada vez se hacía más evidente la necesidad de su culminación.

En el año 1914 se aprueba el nuevo Plan General de Carreteras, el cual podemos ver en este pequeño extracto.


Llama la atención, pues 36 kilómetros de la carretera de Castuera a Navalpino, que como se puede deducir deben de corresponder al tramo del río Zújar al cerro de los Jabalíes, aparecen entre los 7.000 kilómetros urgentes de realización a nivel estatal.

También aparece ampliado el estudio y construcción del tramo de Herrera del Duque al límite provincial de Ciudad Real, a lo sumo hasta Navalpino. Probablemente sería la última vez que se plantease la realización de este tramo de carretera que posteriormente quedaría olvidado hasta nuestros días.

Respecto al puente que aún quedaba por construir sobre el río Zújar, en el año 1912 se publica el Real Decreto por el que se autoriza al entonces Ministerio de Fomento a realizar un concurso para la elección de proyecto o proyectos y la total ejecución de todas las obras necesarias para la realización del mismo.


Desconocemos el resultado de dicha operación y de que si finalmente fue escogido alguno de los proyectos presentados.

Habría que esperar unos años más hasta que por fin se aprobase definitivamente la construcción del puente. Así se recoge en la edición del periódico ABC correspondiente al día 13 de octubre de 1922.


Finalmente, el puente fue construido entre los años 1926 y 1928, basándose en un proyecto anterior presentado por el ingeniero D. Cayetano R. Noguera, reformado posteriormente por el ingeniero D. Francisco de Alvear.


La estructura del puente, aparentemente sencilla, estaba compuesta de tramos rectos con tablero superior y vigas rectas de alma llena, según los modelos oficiales de hormigón armado propuestos por el ingeniero D. Juan Manuel de Zafra, concretamente, el puente estaba compuesto de un total de 8 tramos independientes de 27,50 metros de longitud y 25 metros de luz, apoyados sobre pilas sólidas. Cada uno de los tramos contaba con dos riostras inferiores.

En la siguiente ilustración podemos ver la sección transversal de los tramos.


Cabe destacar que en su día fueron los tramos de alma llena de mayor luz construidos en España.

A continuación podemos ver una fotografía de la estructura del puente en el vuelo americano de 1945.


Tras la construcción de este notable puente, tan importante para las comunicaciones de la comarca de La Serena y La Siberia, poco después se culminó por completo el trazado de la carretera comprendido entre Castuera y Puebla de Alcocer.

No obstante, la historia de esta carretera no se detuvo aquí. Durante la Guerra Civil, entre los años 1938 y 1939, el puente del Zújar resultó dañado y hubo que reconstruirlo, y más adelante se interpondrían una serie de acontecimientos que determinarían por completo la situación actual de la carretera.

De la carretera de Castuera a Navalpino a la C-413

Aprobado el Plan General de Obras Públicas de 1940, popularmente conocido como "Plan Peña", la carretera de tercer orden de Castuera a Navalpino, junto con la de la Venta del Culebrín a Castuera, pasan a formar parte de la nueva carretera C-413, de Puebla de Alcocer a Santa Olalla del Cala en provincia de Huelva, aunque realmente acaba en la N-630.


Poco a poco la nueva carretera comarcal pasa a consolidarse como un eje de comunicaciones en las comarcas de La Campiña Sur, La Serena y La Siberia y surgen nuevas carreteras que se unen o parten de la comarcal.

En el caso de estudio, el tramo comprendido entre Castuera y Puebla de Alcocer, cabe destacar el "camino vecinal del Puerto de La Nava (Cabeza del Buey) al puente sobre el Zújar, en la carretera de Castuera a Navalpino", la que popularmente se conoce como la "carretera de La Golondrina".

En el gráfico siguiente podemos ver el desarrollo completo de dicha carretera, enlazando al norte con la C-413.


Camino construido en la década de 1930 con arreglo al Plan General de Caminos Vecinales de la provincia de Badajoz, gestionado por la misma Diputación Provincial. Posteriormente, en los años 60, recibiría la clave "BA-V-4001", según la nueva numeración de los caminos vecinales, y actualmente se trata de la BA-035.

Y por otra parte, también es interesante hacer mención de un caso paradójico sobre otra carretera concebida para conectar con la comarcal, pero que no fue posible hasta bastantes décadas después, debido a que su construcción se demoró hasta 100 años desde que fuese planteada.

Se trata de la "carretera de tercer orden de la estación de Campanario a la carretera de Castuera a Navalpino, antes del puente del río Almorchón", aprobada en el año 1883.

En el gráfico siguiente podemos ver el desarrollo completo de la carretera en cuestión lo podemos ver a continuación, conectado al este con la C-413.


Primeramente definida como "carretera de la estación de Campanario a Herrera del Duque por Talarrubias", fue renombrada en el Plan General de Carreteras de 1914.

Posteriormente clasificada como carretera local, según el citado Plan General de Obras Públicas de 1940, se le asignó la clave "BA-634" según la O. C. 114, de 1961.

Actualmente se trata de la EX-349, también conocida en el ámbito local y popular como la "carretera de Piedra Escrita", pues en las inmediaciones de ésta se sitúa el santuario del mismo nombre.


Esta carretera estaba construida hasta el Guadalefra, a falta del puente, en 1956. Después se completó el tramo hasta el arroyo del Campo del Toro y no llegó hasta la C-413 hasta finales de los ochenta, ya por parte de la Junta de Extremadura.

Puente del Guadalefra, cerca de la ermita de Piedra Escrita.
Y hasta aquí la historia de la lenta construcción de la carretera C-413  en el tramo entre Castuera y Puebla de Alcocer.

Sin embargo, esa "tranquila" historia se va a ver completamente trastocada con la construcción de los embalses del Zújar y La Serena, que harán que el trazado de la misma sufran grandes variaciones.

Eso será en los próximos posts de la serie.

ACTUALIZACIÓN: Ya está disponible la serie completa con la historia de la carretera:

1 comentarios:

Adrián Costales Fernández dijo...

Muy muy bueno, completísimo.

Publicar un comentario