sábado, 5 de septiembre de 2015

El demolido puente del Árrago. Segunda parte.

En la primera parte del post relaté el descubrimiento de los restos de un puente, mientras investigaba sobre las casillas de peones camineros de la C-526, sobre el río Árrago entre las localidades de Coria y Moraleja.

La foto origen de todo que saqué fue la siguiente:


A dicho puente se accedía por un tramo que ya estaba sin tráfico que discurría por debajo de la casilla de peones camineros de la zona. El tramo tenía un firme ya muy deteriorado de tratamiento superficial sobre zahorra encajado en un gran desmonte.


Es curioso que se abordara tal movimiento de tierras buscando cómo disminuir la longitud del puente en lo posible proyectándolo perpendicular al río Árrago.


El proyecto que encontré en el archivo resultó no ser el que definitivamente se construyó, por lo que decidí dar una nueva vuelta al mismo.

De las conversaciones mantenidas con el personal de carretera y, a la vista del estribo que todavía se podía ver, parecía claro que el puente debería ser en arco metálico superior, muy parecido al que está sobre el río Alagón, cerca de Coria. Este puente es de tres arcos debido al cauce a salvar, pero el del Árrago con un único arco parecía suficiente.

En esta foto podemos ver el puente del Alagón cuando estaba solo en los años sesenta.

(Foto: Demarcación de carreteras del Estado en Extremadura)
En la siguiente foto podemos ver dicho puente justo después de la rehabilitación que le hicimos en 2003


Estaba seguro que la anterior foto daba una idea de cómo sería el puente que perseguía.

La búsqueda en el archivo dio sus frutos y encontré un proyecto de 1904 sobre un nuevo puente sobre el río Árrago en la C-526.


Desgraciadamente el proyecto no estaba completo, sino que era un modificado del puente originalmente proyectado debido a unas "optimizaciones" que propuso el contratista a la estructura metálica del proyecto adjudicado. Una idea en absoluto nueva de los últimos tiempos.

El proyecto trataba pues de una estructura metálica y parecía bien encaminada la búsqueda. 

Se incluían los estribos que estaban proyectados y eran coincidentes, más o menos, a los restos que se podían observar en el terreno.


Estaba totalmente manuscrito con la fecha de redacción y la firma del ingeniero autor.


Y tenía sus correspondientes cálculos, en los que se podía ver que, efectivamente, se trataba de una estructura metálica con arco superior.


Examinado el apartado de planos se podía ver, en los clásicos planos antiguos azules, los detalles de la estructura metálica proyectada. Esta era isostática, con dos apoyos, uno fijo y otro deslizante.

Los detalles del apoyo fijo podemos verlos a continuación.


Y los del apoyo deslizante, con la barandilla proyectada.


Y por último, se aportaba la sección transversal proyectada.


Con lo cual se podía comprobar que, efectivamente, el proyecto de 1904 era perfectamente congruente con los restos existentes y, además, también lo era con el puente del Alagón, un poco más al sur. No era raro que en una determinada zona se adoptaran soluciones estructurales parecidas, pues el ingeniero solía ser el mismo y, además, se producía importantes ahorros al realizar estructuras similares.

Sin embargo, no tenía ninguna manera de comprobar que la solución proyectada en 1904 fue la que realmente se construyó y después se voló a finales de los setenta.

Necesitaba una foto y esa foto apareció posteriormente en la visita a la Demarcación de Carreteras del Estado en Extremadura en Cáceres que referí en el post de los planos detallados del puente romano de Alcántara.

La foto era la siguiente:

(Foto: Demarcación de carreteras del Estado en Extremadura)
Que correspondía con las hipótesis previas realizadas. Además tenía detrás el actual puente por el que discurre la actual EX-109 como certificado de autenticidad.

Una búsqueda más detenida de las series de fotos antiguas me reveló más fotografías interesantes, sobre las que destacaba una especial.

(Foto: Demarcación de carreteras del Estado en Extremadura)
Creo que es difícil conseguir mejor foto del puente que buscaba, con su cartel del río, los detalles de la estructura y las obras del nuevo puente a la derecha. Me recordó a la suerte de cruzarme con la foto del puente metálico de Medellín.

Las fotos fueron realizadas en los años sesenta, cuando se estaba construyendo el puente actual de 1964. Unas fotos magníficas.

Otra foto presentaba los tres puentes del Árrago de los que hemos hablado en este post hasta ahora.

(Foto: Demarcación de carreteras del Estado en Extremadura)
Sorprende ver lo limpio de vegetación que estaba el cauce del Árrago comparado con la selva que es actualmente. Se puede ver el puente de Sata a la derecha casi sin vegetación.

En otra, se adivina el puente protagonista de este post en el arco central el puente actual.

(Foto: Demarcación de carreteras del Estado en Extremadura)
El puente actual es un ejemplo de los típicos puentes del Plan de Modernización de los años 50. Tres arcos de medio punto en hormigón en masa, muy parecido al del río Almonte en la N-V.

También conseguí una foto de este puente en construcción en la que se podía ver el antiguo de Sata.

(Foto: Demarcación de carreteras del Estado en Extremadura)
También había una foto donde podemos ver el puente actual recién acabado en 1964.

(Foto: Demarcación de carreteras del Estado en Extremadura)
Con esas barandillas que parecen caerse sólo con verlas.

Por cierto, que si alguien piensa que son muchos puentes sobre el Árrago en la zona, sólo indicar que hay dos puentes más situados unos pocos metros aguas abajo.



Los puentes simétricos, de arco tubular metálico rebajado de 53 metros de luz, de la autovía EX-A1, del Norte de Extremadura.



Por puentes no será.

4 comentarios:

J. Miguel Lopez dijo...

Cuando pasábamos por ahí mi padre siempre se preguntaba --¿por qué habrán demolido ese puente?. El era de Valverde, nacido en 1917.
Un saludo y enhorabuena por tan excelente trabajo.

Emilio M. Arévalo Hernández dijo...

Muchas gracias por tus palabras, J. Miguel.
Ya veo que no sólo era yo el que me hacía esa pregunta.
Un saludo

justo berjano dijo...

¡Buen trabajo, Emilio!

Emilio M. Arévalo Hernández dijo...

Muchas gracias por tus palabras, Justo.
Un saludo

Publicar un comentario en la entrada