domingo, 10 de marzo de 2013

La "turborrotonda" de Badajoz

En una entrada antigua expliqué lo que era una turboglorieta y las ventajas e inconvenientes que tenía.

La turboglorieta es un concepto que está de moda en Badajoz por la supuesta construcción de una en la avenida de Elvas en la intersección con el vial del Puente Real.

En primer lugar habría que decir que no es, en puridad, una turboglorieta, pues ésta es una construcción vial mucho más completa que implica la modificación total de la glorieta existente.

En realidad se ha organizado el tráfico, que viniendo del lado de Portugal por la avenida de Elvas, debe realizar una selección entre los dos carriles en ese sentido según el destino al que se dirijan.

La glorieta ha quedado así configurada:


En ella podemos apreciar:

  • En violeta con la chincheta roja, el lugar donde está colocado el cartel que informa de la necesidad de elegir carril según el destino, 190 metros antes de llegar a la glorieta.
  • En rojo la línea continua en la que ya se debe haber elegido el carril.
  • En azul, la separación, dentro de la glorieta de los carriles según destino.
  • En verde, zona de la glorieta sin tráfico, para obligar a los vehículos que giran en la glorieta a dejar libre el carril de los vehículos que viniendo de la avenida de Elvas deban girar hacia el puente Real.

La señal que avisa de la necesidad de hacer una selección de carriles según el destino es la que se presenta en la foto siguiente.


El tamaño puede no ser suficiente y posiblemente sería más adecuado un pórtico o, al menos, una banderola. Pero es perfectamente comprensible, en estos tiempos de carestía, la solución adoptada.

Una vez sobrepasada la señal, a unos 100 metros, aparece ya la línea continua de separación entre carriles, con la señalización horizontal con los destinos.


Una vez llegados al paso de peatones, se disponen, además de la línea continua, elementos captafaros que delimitan definitivamente los dos carriles y los dos destinos.


En la entrada de la glorieta, se refuerza la señalización de los carriles mediante hitos cilíndricos reflectantes. En este punto la selección del carril es definitiva.


Mientras, para conseguir espacio al carril dedicado a los que van al puente Real, se habilita una zona de la glorieta excluida al tráfico, mediente pintura e hitos cilíndricos. Aquí la glorieta se reduce a dos carriles.


Una vez elegido el vial hacia el puente Real, éste está delimitado por unos elementos sobreelevados.


Estos elementos se continúan hasta la entrada del Puente Real, quedando separados los dos carriles entre los obligados a girar por el carril y los provinientes de la glorieta.


Entrada al vial del Puente Real, con los dos carriles diferenciados.


Visto lo realizado, podemos concluir que no es más que una diferenciación del tráfico proviniente de la zona del Faro, la universidad y el Hospital, según se quiera ir hacia el puente Real o continuar por la avenida.

Se reduce la interferencia de este tráfico con el que está girando la glorieta, consiguiendo una mayor capacidad de tráfico hacia el puente Real, al asignar carriles según origen. Antes, el que giraba por la glorieta, aunque fuera de 3 carriles, siempre impedía la entrada del tráfico de la avenida de Elvas, sobre todo si tomaba el carril derecho del vial del Puente Real.

Ahora el que gira, debe tomar el de la izquierda y el proviniente de la avenidad de Elvas toma el de la derecha, incrementando la capacidad de tráfico del vial hacia el puente Real.

Porque, no nos engañemos, todos hemos sufrido al conductor ignorante y maleducado, que circulando dentro de la glorieta por sus carriles interiores, te dedica una sonora pitada cuando "OSAS ENTRAR EN SU GLORIETA", pues él considera que los 3 carriles son suyos, aunque tú vayas a entrar en el exterior.

Con esta construcción se palía este efecto y se gana en fluidez.

Por último, y no por ello más importante, agradecer a Francisco Quintana que me haya conseguido las fotografías que ilustran este post.

1 comentarios:

Casimiro dijo...

Totalmente de acuerdo, no es una turboglorieta.

Publicar un comentario en la entrada