viernes, 6 de mayo de 2016

Examen de la Red Viaria. Extremadura. 2016.

Hoy voy a tratar un tema de reciente actualidad, el informe sobre el estado de la red viaria española, realizado por la Asociación Española de la Carretera.


Ya hablé de ella en el post sobre las Medallas de la Carretera. Es una entidad sin ánimo de lucro fundada en 1949 y trabaja desde sus inicios en la defensa y promoción de las carreteras. Su objetivo primordial ha sido y sigue siendo conseguir una red viaria más segura y de mayor calidad y capacidad.

Ha publicado el informe sobre el estado de la red viaria en España y, por tanto, podemos analizarlo particularizado para Extremadura.


Tiene su origen en las Campañas de Inspección Visual de la Red Viaria que la AEC comenzó a realizar en 1985 para conocer el estado de la pavimentación y del equipamiento, así como estimar la inversión mínima para alcanzar los niveles adecuados.

Para hacernos una idea del alcance del estudio, ésta es la ficha técnica del mismo.


En él se estudia el estado de los siguientes aspectos de la carretera:

  1. Firmes
  2. Señalización vertical
  3. Señalización horizontal
  4. Barreras metálicas de seguridad
  5. Balizamiento

Se analiza cada apartado, tanto en las carreteras estatales como en las autonómicas.

Los resultados obtenidos en cada apartado son los siguientes:

1. Firmes

La conclusión más destacada del estudio es, sin duda, el deterioro acelerado de los pavimentos, tanto en la Red de Carreteras del Estado como en las Redes Autonómicas, obteniendo una calificación media de deficiente en ambos casos.


Analizado el caso por Comunidades Autónomas puede verse que en Extremadura el nivel es aceptable, siendo la única comunidad con el País Vasco, que alcanza dicho nivel.


Un análisis más en profundidad nos permite ver que Extremadura es la comunidad con el mejor estado de los firmes, aunque han empeorado desde el año 2013, pasando de un índice de 238 a 221.


Es, pues, un dato positivo, pero dentro de una clara tendencia de empeoramiento en estos dos últimos años, ésta es más acusada que en las comunidades que la siguen.

2. Señalización vertical

En este apartado, las notas, tanto de las carreteras del Estado como las autonómicas, obtienen una calificación de deficiente, por debajo del aprobado, situación que se viene arrastrando desde los primeros años de la década de 2000.


En cuanto a Extremadura, se da la paradójica situación de que partiendo de un 4,7, deficiente, en 2013 pero siendo de las mejores, se ha pasado a 4,4, con el agravante, además, de que casi todas han mejorado su situación precedente, mientras que ella, con Cataluña, son las únicas que empeoran. 


Preocupante para la seguridad vial.

3. Señalización horizontal

La puntuación media, tanto de las del Estado como las Autonómicas, es de 5,5, aprobado, con una mejora de tres décimas, que apunta un cambio de tendencia con respecto a 2013.


Analizados los datos a nivel autonómico, podemos ver que las de la Comunidad de Extremadura están por encima de la media nacional, con una mejora sustancial desde el 4,8 en 2013, para pasar a un 6, dentro de la tónica general de mejora en todas ellas.


Ya que no gastamos en refuerzos de carreteras, al menos las pintamos.

4. Barreras metálicas de seguridad

En cuanto a las barreras metálicas, el informe suspende una vez más tanto a las del Estado como las Autonómicas, manteniéndose las primeras en el 4,6, mientras que las segundas empeoran desde el 4,6 al 4,3. Todo partiendo de una situación de aprobado en 2011 que pone de manifiesto la falta de inversión en este apartado.


El informe, particularizado por Comunidades Autónomas, indica:


La situación en Extremadura retrocede por debajo de la media nacional. Se ha pasado de ser la comunidad con mejor nota en 2013, junto con la Comunidad Valenciana, a suspender claramente con un 4,4, dentro de la tónica general de empeoramiento del estado de las barreras metálicas de seguridad.

5. Balizamiento

El balizamiento tradicionalmente ha presentado un mejor estado tanto en la red estatal como en las autonómicas, pero aunque en 2013 hubo un empeoramiento del mismo, esta tendencia se ha revertido en el 2015, llegando a notable, estando en todo momento por encima del aprobado.


Si analizamos la evolución por Comunidades Autónomas, podemos ver:


Extremadura, en una posición de notable en 2013, ha experimentado un empeoramiento claro, pasando a un 5,8, aprobado alto, y pasando a la cola de las Comunidades Autónomas, siendo la última aprobada, suspendiendo Castilla-La Mancha y Aragón. 

6. Déficits de inversión

El déficit de inversión en conservación de las carreteras ha crecido un 7 % en dos años, calculado éste como la diferencia entre lo que se debería haber invertido para mantener la situación y lo que realmente se ha invertido.

Este déficit, que viene a añadirse a lo no invertido en años anteriores, lo viene a cuantificar en algo más de 6.600 millones de €, necesarios para poner a punto las carreteras de nuestro país.

Este déficit se desglosa en las siguientes partidas.


Por Comunidades Autónomas, podemos ver el déficit acumulado total y el desglosado por kilómetro.


En Extremadura sería necesario invertir 232 millones de €, o lo que es lo mismo, casi 43.000 € por kilómetro de carretera, que viene a ser el dinero que no se dedica a conservación ordinaria en los últimos seis años.

7. Conclusiones

El informe, a nivel global, es concluyente: "entre 2005 y 2015 la conservación ha pasado de un aprobado justo al deficiente, aproximándose cada vez más a la línea roja del muy deficiente", con todas las implicaciones que ello conlleva para, entre otras problemáticas, la seguridad vial.

El resumen de resultados para Extremadura es el siguiente:

  • Aprobada en firmes, señalización horizontal y balizamiento.
  • Suspensa en señalización vertical y barreras metálicas de seguridad.

En todos los aspectos se produce un retroceso, salvo en la señalización horizontal, resultado evidente de la falta de inversión en conservación. Si hay poco dinero para conservación de carreteras, se destina a lo que demanda menos inversión, la señalización horizontal.

La conclusión a nivel de Extremadura es clara: "estamos viviendo de las rentas". Unas rentas que se están acabando y que están llevando a nuestra red de carreteras en un escenario incierto y peligroso.

A buen entendedor, pocas palabras bastan.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada