sábado, 9 de noviembre de 2013

Un puente en movimiento

En el post los puentes sobre el Tajo y el Almonte describí el problema que surgió en la construcción del puente arco métalico sobre el primer río, durante la construcción de la A-66, autovía Ruta de la Plata.

El puente ya construido tiene el siguiente aspecto.


En dicho post publiqué el siguiente vídeo:



Según expliqué, las condiciones morfológicas de la cerrada permitían el encajonamiento de vientos orientados este-oeste, que azotaban la estructura casi transversalmente. Velocidades del viento relativamente reducidas, en torno a los 24 km/h, excitan el segundo modo de vibración del arco, con resultados de desplazamientos superiores a un metro. El origen del fenómeno se localiza en el desprendimiento de torbellinos en los vértices de la sección rectangular, que acoplados longitudinalmente, producían una vibración en el arco que coincidía con la frecuencia propia de la estructura. Curiosamente, el efecto desaparecía a velocidades mayores.

Lo aparatoso del problema contrastaba con la simplicidad de la solución que consistió en romper el acoplamiento de frecuencias mediante la modificación aerodinámica de los cajones que constituyen la sección del arco. Se dispusieron alerones que modificaban el paso del viento por la sección.

Buscando información para futuros posts, me he encontrado con otros tres vídeos del fenómeno anterioremente explicado, desde otro punto de vista, que coloco a continuación. Aconsejo subir el volumen para una experiencia más completa.






Solo añadir otro vídeo ya conocido, pero complementario en este post, del procedimiento de construcción empleado, en el que puede apreciarse el momento en que el arco quedó libre a merced de los vientos. Tiempo pequeño, pero que no evitó los movimientos.


0 comentarios:

Publicar un comentario