miércoles, 4 de abril de 2012

Transferencia de una carretera inexistente

Hemos visto cómo se han ido denominando las carreteras en posts anteriores hasta llegar al cambio de denominación de las mismas a la nomenclatura EX-XXX pasando por el Plan Peña.

Un hito importante se produjo en el año 1984 cuando al establecerse Extremadura como Comunidad Autónoma se empezaron a definir las competencias que serían transferidas por el Estado.

Mediante el Real Decreto 945/1984, de 28 de marzo, sobre traspaso de funciones y servicios del Estado a la Comunidad Autónoma de Extremadura en materia de carreteras, se concretó la transferencia de las competencias de carreteras del Estado que pasaban a ser de titularidad de la Junta de Extremadura. Incluía:

  1. Referencias a normas constitucionales, estatutarias y legales en las que se amparaba el traspaso.
  2. Criterios utilizados para la determinación de las carreteras que deben ser traspasadas a la Comunidad Autónoma y de las que deben permanecer a cargo del Estado.
  3. Funciones del Estado que asume la Comunidad Autónoma e identificación de las carreteras y servicios que se traspasan.
  4. Servicios y funciones que se reserva la Administración del Estado.
  5. Bienes, derechos y obligaciones del Estado que se traspasan.
  6. Personal adscrito a los servicios e instituciones que se traspasan.
  7. Puestos de trabajo vacantes que se traspasan.
  8. Valoración definitiva de las cargas financieras de los servicios traspasados.
  9. Documentación y expedientes de los servicios que se traspasan.
  10. Fecha de efectividad de los traspasos.

De todas formas el objeto del siguiente post no es referirme al modo en que se transfirieron las carreteras. Esto lo haré en un post más específico.

Me centraré en el tercer apartado en el que se identifican las carreteras y servicios que se traspasan.

El decreto de transferencias se publicó en el Boletín Oficial del Estado, nº 120, de 19 de mayo de 1984 (PDF). En él se incluía la relación de las carreteras que eran objeto de transferencia. Posteriormente, se publicó en el Diario Oficial de Extremadura, nº 38, de 29 de mayo de 1984 (PDF). Sin embargo, en éste no aparecía la relación de carreteras a transferir.

Del análisis de la relación de carreteras podíamos destacar:

  • Quien lo mecanografió no puso especial atención, teniendo en cuenta que era un decreto, pues incurría en errores en la denominación de determinadas localidades como Chales por Cheles, Cabeza de Vaca por Cabeza la Vaca, Puentes de León por Fuentes de León, Zarza junto Alange por Zarza de Alange hoy La Zarza, Serrajón por Serrejón, Zarandilla por Jarandilla, etc.
  • Repetía carreteras tales como las CC-6XX que las duplicaba por CC-9XX.
  • Denominaba con dos claves, BA-504 y BA-505, la misma carretera entre la N-V y Montijo.
  • Incluía carreteras como la BA-V-6343, de La Coronada a C. V. de Campanario a Orellana, que por su denominación ya denota que era de Diputación de Badajoz como posteriormente aclararon.

Sin embargo lo más curioso es que incluía una carretera sin clave que denominaba "Estación de La Bazagona a N-V por Serrejón".

BOE. Donde puede verse la CC-911 y la carretera sin clave.
Esta denominación, junto con la "CC-911, Ramal de la C-501 a Serrejón", parecía determinar una carretera que desde la C-501 conectaba con la N-V pasando por La Bazagona y Serrejón.

Sin embargo, no había ninguna carretera que cumpliera el trazado de lo supuestamente transferido, teniendo en cuenta además que entre ambas carreteras existía, necesariamente, un tramo en común, el que iba de La Bazagona a Serrejón.

En amarillo, tramo entre La Bazagona y Serrejón, común a las dos carreteras. (Pulsa para ampliar)
Además, este tramo común, que se iniciaba en el cruce con la carretera del Salto de Torrejón, fue acondicionado posteriormente con cargo a los planes de emergencia de la central nuclear de Almaraz y fue considerado por la Diputación de Cáceres como de su titularidad.

Parecía claro que el tramo problemático era una supuesta carretera entre Serrejón y la N-V que en el momento de la transferencia no existía y se incluyó, sorprendentemente, sin clave en la transferencia.

Un análisis más detallado de los mapas topográficos me permitió descubrir esa carretera que en realidad no existía. Su trazado parecía ser el siguiente:

En violeta. Trazado aproximado entre Serrejón y la N-V. (Pulsa para ampliar)
En los mapas topográficos de 1963 aparecía el embrión de la carretera.

Mapa de 1963 donde se aprecia el trazado. (Pulsa para ampliar).
De hecho, en realidad, dicha carretera se empezó a construir y hoy en día es posible ver rastros de los movimientos de tierras que empezaron a realizarse.


Ya en el vuelo americano de 1956 se puede ver la carretera en construcción, sin el punte sobre el Arrocampo y la zona de la central nuclear, lógicamente, desierta.


Podemos ver los rastros cerca de la localidad de Serrejón.

Rastros de movimientos de tierras en línea recta oeste-este desde plaza de toros. (Pulsa para ampliar)
Y antes de llegar al embalse de Arrocampo también pueden observarse los movimientos de tierras previos de una carretera que no llegó a concluirse.

En la siguiente foto puede apreciarse el trazado recto oeste-este con árboles en los márgenes, donde se acopió la tierra vegetal del desbroce y que no ha sido arado por los cultivos aledaños.

(Pulsa para ampliar)
En la siguiente foto puede apreciarse el cambio de trazado hacia el sur, cerca del embalse de Arrocampo, que refrigera la central nuclear.

(Pulsa para ampliar).
De lo que podemos deducir que la carretera tenía planificada su construcción y que incluso se empezaron los movimientos de tierras, pero circunstancias sobrevenidas hicieron que se parara su construcción.

Parece evidente que la construcción de la central nuclear de Almaraz tuvo mucho que ver con ello, pues se localiza justo sobre el trazado. Una vez decidida la construcción de la central se debió estudiar otra alternativa que pasara, necesariamente por el cuerpo de la presa de Arrocampo (trazado en verde claro).

(Pulsa para ampliar)
Y la suma de ambos trazados, de La Bazagona a Serrejón y de esta localidad a la A-5, con el que conecta la EX-203 con La Bazagona daría lugar a la actual carretera EX-389, de la EX-203 a la A-5 por Serrejón que podemos ver en el Mapa de Carreteras de Extremadura.

Trazado actual de la EX-389. (Pulse para ampliar)
Luego, de una transferencia de una carretera que no existía, la Junta de Extremadura pasó a ser titular  de toda una carretera que incluía un tramo afecto al plan de evacuación y otro que pasaba por la central nuclear de Almaraz y que finalmente no se construyó.

Una consecuencia de todo esto es que los terrenos expropiados necesarios para la realización de esos primeros movimientos de tierras pertenecen a la Junta de Extremadura y sería conveniente delimitarlos o comprobar si se devolvieron a sus propietarios una vez decidida que no se construiría. La Ley de Expropiación Forzosa en ese caso es clara. Si se expropiaron para hacer una carretera, el uso de los mismos está afecto a ello y si la carretera no se construye deberían revenderse a los propietarios si éstos lo demandaren.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada