jueves, 15 de marzo de 2012

Carreteras de la Junta de Extremadura. 1987.

Continuando con el repaso a la historia de las carreteras de la Junta de Extremadura, llegamos al año 1987.

En este año todavía no había asistencias técnicas a la dirección, control y vigilancia de las obras, sino que las obras se controlaban con vigilantes del propio personal laboral de la Junta de Extremadura.

Las actuaciones más importantes fueron las siguientes:

  • Puente de la Autonomía en Badajoz. (6.370.000 €). Esta obra se adjudicó con variantes y la empresa adjudicataria, Carija-Huarte, presentó un proyecto de Javier Manterola, que fue el que finalmente se construyó. Un puente que funciona como un badén rebasable. Está proyectado para que la mayor avenida pueda llegar a inundarle. Y eso implica, curiosamente, que no pueda ser desplazado transversalmente por la corriente del río y... que no pueda flotar.
  • Nueva carretera C-511, en su tramo entre Galisteo y El Batán. (3.390.000 €). Se continuaba la construcción de la nueva carretera C-511, que paradójicamente había empezado en el año 1985 con el tramo entre El Batán y Coria, en sentido contrario al que se está construyendo actualmente la autovía EX-A1. El siguiente es este tramo. Se trataba de una nueva carretera que se apoyaba parcialmente en caminos existentes. Este tramo incluía una variante completa a Galisteo por el sur y dos puentes sobre los ríos Jerte y Alagón.
En rojo, el trazado de la nueva carretera en variante a Galisteo.
  • Acondicionamiento CC-713, de Navalmoral de la Mata a Guadalupe. (737.000 €). Este contrato no fue el acondicionamiento que se ejecutó, sino que era una primera fase correspondiente a la ejecución de obras de drenaje. Posteriormente, con el acondicionamiento en sí, unas se aprovecharon y otras, debido a los cambios de trazado, quedaron sin uso.

Este año, además, se caracterizó por las mejoras en las travesías. Se actuaron en las siguientes:

  • Castuera, según la C-420. (507.000 €)
  • Olivenza, según la C-436. (212.000 €)
  • Jaraíz de la Vera, según la C-501. (414.000 €)
  • Hernán Pérez, según la C-513. (150.000 €)
  • Coria, según la C-526, en una pequeña primera fase. (30.000 €)
  • Quintana de la Serena, según la BA-624. (375.000 €)
  • Don Benito, según la C-520. (572.000 €). Para que nos hagamos una idea de cómo estaba la travesía de la C-520 en el año 1984, antes de su arreglo, podemos ver estos dos vídeos de la época.

Tramo entre la carretera de Guareña y la de Miajadas.


Tramo entre la carretera de Miajadas y la salida hacia Villanueva de la Serena.



En temas de conservación se abordaron las siguientes actuaciones:

  • Mejora de la intersección de la C-420 en Castuera. (15.100 €).
  • Refuerzo de la C-436, de Badajoz a Portugal por Villanueva del Fresno, entre los puntos kilométricos 36+500 y 55+500. (1.056.000 €).
  • Refuerzo de la BA-200, de Badajoz a Valverde de Leganés, entre los puntos kilométricos 19+720 y 24+850. (365.000 €).
  • Refuerzo de la BA-624, de Don Benito a Quintana de la Serena, entre los puntos kilométricos 0+000 y 16+400. (1.358.000 €).

También hubo un contrato de suministro de señales de tráfico por un importe de 46.900 € y actuaciones en seguridad vial en varias carreteras por un importe de 210.000 €.

En cuestión de redacción de proyecto únicamente se abordó la segunda fase del Plan Regional de Carreteras de Extremadura (120.000 €) y la travesía de Quintana de la Serena que se ejecutó en el mismo año (18.000 €)

¡Ah! Se me olvidaba. Este año supuso el principio de un periodo conocido por algunos del sector como "los tiempos del cuplé", aunque los tres años anteriores tampoco fueron mancos. Este "glorioso" tiempo duraría diez años.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada