jueves, 16 de febrero de 2012

El Gasco. Haciendo espacio, literalmente.

En todos estos años de gestión de las carreteras de la Junta de Extremadura, las inversiones han sido, fundamentalmente, sobre las pertenecientes a la red de su titularidad. Como no podía ser de otra forma.

Sin embargo, esto no quiere decir que no se hayan realizado inversiones en otros lugares, algunos inverosímiles, por decisión política pero siempre teniendo que ver con las carreteras. El título de la obra, a fin de cuentas, lo aguanta todo.

El caso que nos ocupa es uno ellos y se acometió en El Gasco.

El Gasco es una alquería de la comarca cacereña de Las Hurdes, dependiente de Nuñomoral, con unos 167 habitantes. Está enclavada en una terraza sobre el río Malvellido, tributario del Hurdano.

Para hacernos una idea de la problemática a resolver hay que explicar primero la situación de la alquería. Como podemos ver en el plano es la última localidad de la carretera de acceso, no habiendo carretera ni localidades más allá de ella.

A la izquierda la localidad de El Gasco, fin de la carretera.
La situación de la localidad, en una ladera de fuerte pendiente y sobre el río Malvellido, da como resultado la estrechez de la carretera de acceso y su final, la plaza de la localidad, y las escasas posibilidades de ensanche.

Esto tenía como consecuencia que el autobús de viajeros no podía dar la vuelta, sino que tenía que salir de la localidad marcha atrás. El cambio de sentido lo hacía en la propia carretera en unas condiciones muy precarias de seguridad.

Estrechez de la plaza que impedía el cambio de sentido del autobús
La Diputación de Cáceres tenía redactada una propuesta técnica, que no llegaba a proyecto, de ensanche mediante la construcción de una estructura de hormigón y una plataforma con el ancho suficiente.

La Diputación tenía la solución pero no el presupuesto y alguien, con poder de decisión, decidió que acometiera la solución la administración que disponía de recursos, la Junta de Extremadura.

Se redactó un proyecto de verdad, respetando la filosofía de la solución planteada. Se licitó la obra, se adjudicó y se ejecutó.

Ensanche del Gasco en fase de obras. Cimentación y pilares.
La inversión necesaria fue de 180.000 euros y la obra se ejecutó en tres meses, entre marzo y junio de 2004.

Obra finalizada. Estructura sobre la que se asienta el ensanche.
Aspecto de la plaza acabada donde gira el autobús
En la siguiente foto aérea puede verse la localidad con la plaza ya ensanchada y plenamente operativa.

Foto aérea del El Gasco con la plaza ampliada
El título de la obra fue "Acondicionamiento y ensanche de la carretera de acceso a El Gasco (Cáceres)". ¿Qué carretera era? Y qué más da. Se había solucionado un grave problema de seguridad.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

A mi me llevo Máximo Cruz Sagredo, siendo estudiante, a ver la construcción del puente de la Diputación que creo que estaba cerca de Belvis de Monroy, y recuerdo que nos explicaron que la ladera donde se cimentaba uno de los estribos, aun siendo roca tenía una especie de falla o de grieta digamos que en sentido ortogonal al tablero del puente y temiendo que el cimiento de ese estribo fallase se decidió atirantar el tablero para quitarle el peso de la estructura a ese estribo. Algo así, han pasado ya veinte años, recuerdo que fuimos con el dueño del programa Clipp, Miguel Valles.
Benito Diaz

Emilio M. Arévalo Hernández dijo...

Benito, creo que este comentario corresponde a la entrada de los puentes atirantados. Como justificación del puente de la Diputación ahí queda.

Publicar un comentario