viernes, 9 de diciembre de 2011

"Abusador" de luces largas

Lo confieso. Soy un "abusador" de luces largas.

Pero siendo más preciso tengo que decir que en autovías he descubierto que soy prácticamente el único que las utiliza. Muchas veces compruebo al adelantar a un vehículo, en un tramo sin tráfico, que éste iba con sus luces cortas activadas y en muchos casos mal graduadas, haciendo la distancia de visibilidad inferior a lo deseado.

Yo no sé la sensación que tienen el resto de conductores en autovías al ir con las luces de cruce. Yo, al menos, tengo una sensación de inseguridad tremenda.

El ser un "abusador" se basa en un principio de seguridad y éste está intrínsecamente relacionado con la denominada "distancia de parada".


Se denomina "Distancia de parada" (Dp) a la distancia total recorrida por un vehículo obligado a detenerse tan rápidamente como sea posible, medida desde su situación en el momento de aparecer el objeto que motiva la detención. Esta distancia comprende, como no puede ser de otra forma, la distancia recorrida durante los tiempos de percepción, reacción y frenado. (Instrucción de Carreteras. 3.1. IC. Trazado.).

Todo se articula en la siguiente fórmula:


Con ella podemos calcular la distancia de frenado. Así si queremos obtener la distancia de frenado para una velocidad de 120 km/h, velocidad legal en las autovías, debemos introducir los siguientes valores:

  • V = 120 km/h
  • fl = 0.291 (Se obtiene de una tabla de la Instrucción y depende de la velocidad).
  • i = 0 (Suponemos que vamos en trazado horizontal)
  • tp = 2 sg (Es el valor que se considera para la percepción y la reacción).

Con estos valores se obtiene una distancia de parada de más de 261 metros. ¿Distancia suficiente? No hay más que hacer la comprobación de la distancia que iluminan las luces de cruce, perfectamente reguladas, que no llegan más allá de los 150 metros. Tan fácil de comprobar como contar los hitos de arista, cada 50 metros, que hay a la derecha y ver que no se ilumina más alla de 3 de estos hitos.

Hay que tener en cuenta que el obstáculo que puede aparecer en la carretera será oscuro (perros, jabalíes, restos de rueda reventada que dejan los camioneros irresponsables, etc.) y será difícilmente detectable sin una buena iluminación.

No obstante habrá gente que se crea Superman y que su tiempo de percepción y reacción sea instantáneo, con lo que puede considerar tp nula. En ese caso la distancia de parada disminuye a 195 metros, lo cual, desgraciadamente, sigue siendo insuficiente.

También hay que tener en cuenta que si estamos en bajada, la distancia aumenta. Si estamos en subida la distancia disminuye, pero no en cuantía significativa pues una rampa del 3 % disminuye la distancia de parada a 243 metros.

Por ello, después de hacer mis números, yo siempre utilizo las luces largas en:

  • Tramos rectos de autovía. Se considera que la mediana de 10-12 metros hace disminuir mucho el riesgo de deslumbramiento por lo que en la práctica el tráfico en ambos sentidos puede ir con las luces largas.
  • Tramo en curvas. Cuando discurro por la calzada exterior.

No utilizo las luces largas en el resto de los casos y hay que poner especial atención cuando se circula por el interior de las curvas que sí vas deslumbrando al que viene por el exterior.

Todo esto implica una nueva forma de entender las luces en carreteras porque todos hemos conocido al conductor que viene de frente a más de 300 metros en autovía y te da destellos para que quites las luces largas. Simplemente ignorándole hace que éste a su vez utilice las luces largas, que a nosotros no nos deslumbran pero que él sí lo piensa, e irá más seguro sin él pretenderlo.

Es obvio que no se deben utilizar las luces largas cuando hay vehículos delante nuestra en el mismo sentido, en intersecciones, zonas urbanas, etc. También no es aconsejable cuando se circule con niebla.

En carreteras de 90 km/h, en tramos horizontales, la distancia de parada sería de 146 metros, justo en el límite de iluminación de las luces de cruce.

Por todo lo anterior, te animo a que utilices más las luces largas de tu coche, ya que siempre vienen de serie.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Un consejo buenísimo. Es cierto que muchas veces no es suficiente con las de cruce y es aconsejable poner (cuando sea posible) las de carretera.

Por cierto, ¿alguna vez vas a subir al blog la historia de la carretera N-630 a su paso por el Río TAJO? Me gustaria saber su trazado antiguo, ya sabes, parte de su historia.

Emilio M. Arévalo Hernández dijo...

Gracias, anómino.

Con relación a la N-630 tengo previsto varios post sobre reposiciones de carreteras por inundación de embalses que en Extremadura han sido muchas.

Son muchos los posts pendientes, pero poco el tiempo.

Saldrá a su debido tiempo.

Saludos

Publicar un comentario