domingo, 16 de octubre de 2011

Carreteras de la Junta de Extremadura. 1984.

En el año 1984 empieza la gestión por parte de la Junta de Extremadura de la red transferida por el Ministerio de Obras Públicas y Urbanismo. A tal efecto, los contratos realizados pueden agruparse en tres grupos:

  • Obras de nueva infraestructura o acondicionamiento de las existentes.
  • Asistencias técnicas a la redacción de proyectos.
  • Obras de conservación y explotación.

Las primeras obras contratadas, como no podía ser de otra forma, fueron aquéllas para las cuáles ya existía un proyecto de construcción redactado. Estos proyectos eran los entregados por el Ministerio en la transferencia.

Las primeras obras ejecutadas por la Junta de Extremadura fueron:

  • El acondicionamiento de la N-523, entre los kilómetros 2+200 y 22+500, en la provincia de Cáceres.
  • Mejora de la travesía de Alcántara en la C-523.

Las primeras licitaciones de la Junta de Extremadura fueron la construcción del nuevo puente sobre el río Búrdalo en la C-520, en las inmediaciones de Santa Amalia y el refuerzo de la C-436 entre los kilómetros 10+050 y 25+645.

El nuevo puente sobre el río Búrdalo es consecuencia de una obra de urgencia ante el peligro de ruina del puente existente.

Puente del Búrdalo en construcción
La siguiente obra licitada fue el desdoblamiento de calzada de la BA-510, en su tramo entre la N-523 y la N-V, conocida en Badajoz como Entrepuentes.

Después vendría el acondicionamiento de la N-523 entre los kilómetros 66+500 y 83+000, en la provincia de Badajoz.

En agosto se publica la licitación del contrato para la realización del estudio: "Primera fase del Plan Regional de Carreteras de Extremadura". Y en ese mismo mes se licita una redacción de un gran proyecto como el acondicionamiento de la CC-713, desde Guadalupe a Navalmoral de la Mata.

Otros contratos para la redacción de los proyectos de acondicionamiento que se adjudicaron fueron:

  • N-435 R, entre Zafra y Valverde de Burguillos.
  • N-435 R, entre Valverde de Burguillos y Fregenal de la Sierra.
  • C-422, entre N-V y Solana de los Barros.
  • C-422, entre Solana de los Barros y Almendralejo.
  • C-511, entre C-524 y Galisteo.
  • C-511, entre Galisteo y El Batán.
  • C-511, entre El Batán y Coria.
  • C-523, entre Brozas y Piedras Albas por Alcántara.
  • C-526, entre N-630 y Portezuelo.
  • C-526, entre Coria y Moraleja.
  • Nueva carretera para completar la BA-623, entre Cortijo Mejías y Valle de la Serena.

También se adjudicó la redacción de un proyecto de nuevo puente sobre el río Guadiana en la C-426, entre Miajadas y Don Benito.

En septiembre se licita el ensanche y mejora del firme de la BA-640, de la N-430 a Villanueva de la Serena.

Se licitó la pavimentación y acerados en la CC-904 a su paso por Talayuela.

En noviembre se licitan las obras de la variante de la N-523, de Cáceres a Badajoz, a la salida de la primera localidad. Perseguía eliminar el tramo peligroso de Aldea Moret y el paso al mismo nivel con el ferrocarril, variando el inicio de la carrera en otro punto de la N-630 más al sur.

Variante de la N-523 en Cáceres. En azul el trazado antiguo. En naranja el actual.
En noviembre se licitan las obras de reparación y urbanización de las travesías de Mérida en las carreteras BA-800, BA-801 y BA-802. Una vez arregladas se transfirieron al ayuntamiento de Mérida. El estado de dichas travesías se podía ver en un post anterior publicado.

Otra obra urbana que se acometió fue la pavimentación y acerados en la travesía de Miajadas, en la CC-703, así como las de la travesía de Aldeanueva de la Vera y variante con nuevo puente sobre la garganta San Gregorio en la C-501.

En diciembre se licitaron las obras de la variante del nuevo puente sobre el río Tiétar en la C-511.

En rojo la nueva variante sobre el río Tiétar
En las labores de conservación, se abordaron las siguientes obras:

  • Refuerzo de la C-436, entre los kilómetros 10+050 y 25+645.
  • Refuerzo de la C-526, entre Portezuelo y Torrejoncillo.
  • Refuerzo de la C-526, entre Torrejoncillo y Coria.
  • Refuerzo de la C-537, entre los kilómetros 6+000 y 12+000.
    Refuerzo de la BA-900, entre Villafranca de los Barros y Fuente del Maestre.
  • Refuerzo de la BA-903, entre los kilómetros 0+000 y 10+450.
  • Renovación superficial de la C-401, entre los kilómetros 1+000 y 12+000.
  • Se repintaron marcas viales en muchas carreteras.
  • Se construyó el laboratorio de Cáceres.

Es notorio y manifiesto que para ser el primer año de vida de la Junta de Extremadura y la precariedad de medios que se tenían, la labor en materia de carreteras era bastante amplia y completa, con una inversión que superaba a la que el Ministerio realizaba sobre las carreteras transferidas.

1 comentarios:

andrés calderon dijo...

hola emilio, encantado de conocer tu blog... compartiremos interesantes puntos de vista...

Publicar un comentario