lunes, 8 de agosto de 2011

Caminos, carreteras, autovías y autopistas.

En esta entrada del blog abordaremos las diferencias entre caminos, carreteras, autovías y autopistas, para dejar claros los conceptos.

Para centrar el tema diremos que nos referiremos siempre a los que son de dominio y uso público, es decir, que están sobre terrenos no particulares o públicos y que están abiertas al uso público general.

Abordaremos en primer lugar la definición de carretera. La Ley de Carreteras Estatal establece que son carreteras las vías de dominio y uso público proyectadas y construidas fundamentalmente para la circulación de vehículos automóviles.

¿Qué es un vehículo automóvil? Pues según el Reglamento de la Ley anterior es un artefacto o aparato capaz de circular por vías y terrenos que circula sin carriles y sin conexión a una fuente exterior de energía. De esta definición se excluyen los ciclomotores, los coches de minusválidos y los tractores y demás maquinaria agrícola.

Esto no quiere decir que los ciclomotores, los tractores y demás maquinaria agrícola no pueden circular por las carreteras, pues en su definición se indica que están proyectadas y construidas fundamentalmente para vehículos automóviles pero no excluye a los primeros. Sólo están excluidos, como veremos, en las autopistas.

Una vez establecido lo que es una carretera, veremos la definición de autopista, que no deja de ser más que un tipo especial de carretera.

Son autopistas las carreteras que están especialmente proyectadas, construidas y señalizadas como tales para la exclusiva circulación de automóviles, y reúnan las siguientes características:
  • No tener acceso a las mismas las propiedades colindantes.
  • No cruzar a nivel ninguna otra senda, vía, línea de ferrocarril o tranvía ni ser cruzada a nivel por senda, vía de comunicación o servidumbre de paso alguna.
  • Constar de distintas calzadas para cada sentido de circulación, separadas entre sí, salvo en puntos singulares o con carácter temporal, por una franja de terreno no destinada a la circulación o, en casos excepcionales, por otros medios
He marcado en negrita, cursiva y subrayada la palabra exclusiva pues es una de las condiciones que nos va a permitir diferenciar autopista de la siguiente categoría, autovía.

Son autovías las carreteras que, no reuniendo todos los requisitos de las autopistas, tienen calzadas separadas para cada sentido de la circulación y limitación de accesos a las propiedades colindantes 

En la legislación autonómica extremeña de carreteras añade a las condiciones de las autovías la de no tener cruces a nivel (art 2.b).

Autovía-autopista: EX-A1. Tramo: Plasencia-Galisteo.
¿Y cuáles son los requisitos de las autopistas que no verifican?

Según la legislación estatal son dos: el primero es que no es para la exclusiva circulación de vehículos automóviles, recordemos que en esta categoría están excluidos los ciclomotores, coches de minusválidos y los tractores y demás maquinaria agrícola, y que se cruza a nivel con otra senda, vía, línea de ferrocarril o tranvía o ser cruzada a nivel por senda, vía de comunicación o servidumbre de paso.

Según la legislación autonómica sólo es una, la primera, pues como hemos visto anteriormente, en las autovías no se permite el cruce al mismo nivel.

Ahora bien, la A-66, Autovía Ruta de la Plata, en Extremadura, ¿es autovía o autopista? La respuesta es sencilla pues aunque en la denominación se utiliza la palabra autovía cumple con todas las características de autopista. De hecho, al tener el trazado alternativo de la N-630 en toda su longitud es posible que el tráfico que circule por la misma quede limitado exclusivamente a vehículos automóviles. A tal fin, pueden verse en las entradas a la A-66 carteles de prohibición de circulación a los que no lo sean. Esto no es posible en la A-5, pues no existe trazado alternativo para conseguir esa exclusividad de tráfico, por lo que es una autovía en el sentido estricto de la palabra, aunque cumpla las otras tres condiciones de autopista.

Cartel de restricción de tráfico en autovía
Las autovías EX-A1 y EX-A2, de titularidad de la Junta de Extremadura, ¿pueden considerarse autopistas? Son el mismo caso que la A-66 y pueden considerarse autopistas en sentido estricto.

El concepto de peaje, es decir, pago por utilización de la infraestructura nunca ha sido elemento que permita distinguir entre autopista y autovía.

En la legislación existe además otra clase especial de carretera, la vía rápida que ha caído en desuso quizás por la poca fortuna en la denominación en esta época de lucha contra el exceso de velocidad en las carreteras. Son vías rápidas las carreteras de una sola calzada y con limitación total de accesos a las propiedades colindantes. Como antes en las autovías, la legislación autonómica extremeña sobre vías rápidas considera necesario además la limitación de los cruces a nivel. En las vías rápidas es característica su cartelería verde en contraste con la azul de las autopistas y autovías.

Una vez definidas las autovías, autopistas y vías rápidas sólo nos queda por definir qué es una carretera convencional. Nada más sencillo. Son carreteras convencionales las que no reúnen las características propias de las autopistas, autovías y vías rápidas.


Carretera convencional: EX-385, de Jaraicejo a la EX-208.
La definición de camino ha ido cambiando según la historia, pero la ley 12/2001, de 15 de noviembre. de Caminos Públicos de Extremadura, define camino público como la vía de comunicación terrestre de dominio y uso público, destinadas básicamente al servicio de explotaciones e instalaciones agrarias y que, por no reunir las características técnicas y requisitos para el tráfico general de vehículos automóviles, no pueden clasificarse como carreteras. Se incluyen en este concepto las pistas forestales de los montes. No se consideran caminos, a efectos de esa ley, las calles, plazas, paseos, otros viales urbanos, los caminos de servicio bajo titularidad de las Confederaciones Hidrográficas y los caminos o "vías de servicio" de titularidad privada.

Este blog no tratará sobre ellos.

Como curiosidad histórica decir que el antiguo Plan General de Obras Públicas de 1940, conocido como Plan Peña, en honor al ministro que lo promovió, abogó por el cambio de denominación de carretera a camino. Así definía una serie de caminos nacionales, con la denominación CN, y caminos comarcales, con la denominación CC. La N-630 tenía la denominación CN-630 y así se la ve denominada en documentaciones antiguas, solo que la C no se refería a carretera sino a camino. Posteriormente se impuso la denominación de carretera y así se considera en la actualidad.

Dicho Plan General de Obras Públicas y su influencia en el actual entramado de carreteras dentro de Extremadura está tratado en este post.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Clarito como el agua. Una lección para opositores. Estas facilidades no las teníamos en nuestra época.

Anónimo dijo...

Muy buena la explicación. Gracias.

Publicar un comentario en la entrada